Tan solo pensaba en jugar y divertirse, vivir alegre junto a su familia y seres amados. Tenía 10 años de edad y muchos sueños por delante. Sin embargo, su existencia fue truncada con un “tiro de gracia”. Una persona, sin alma ni corazón, le disparó justo en la cabeza.

El pequeño fue asesinado y el mismo destino aplicó para su padre y su madre, a quienes le arrebataron la vida también con disparos en la cabeza, en un crimen desalmado perpetrado en la Calle de San Andrés, colonia El Órgano, el municipio Emiliano Zapata, en el estado de Morelos.

TE PUEDE INTERESAR: Cercenan las manos de 3 personas en Silao la noche del viernes (imágenes fuertes)

La hermana de la madre trató de comunicarse con ella por varias horas, pero al no tener respuesta decidió ir al domicilio e ingresó en el mismo. La postal que presenció jamás la olvidará, ya que al abrir la puerta y dirigirse a la sala encontró los cadáveres de la familia sobre los sillones y con el sello del “tiro de gracia”.

Vecinos escucharon cuando les dieron el “tiro de gracia”

Los vecinos de la familia atinaron en decir que cerca de las 3:00 horas escucharon varias detonaciones de arma de fuego. Cuando las autoridades examinaron los cadáveres, vieron que todos presentaban el disparo en la cabeza.

TE PUEDE INTERESAR: “Menudo” asesinato en un puesto de pancita en León

La Fiscalía General del Estado de Morelos investiga el caso y abrieron varias líneas de investigación. Por el momento no se tienen sospechosos.